El bloc de Luis Emilio

516. Que no se turbe vuestro corazón, ni se acobarde (Jn.14, 23-29)

Cuando preparo estos comentarios, normalmente, me dejo impactar por los textos. ¿qué me dicen? ¿qué nos dicen para nuestro tiempo? Y, luego, leo algunos comentarios. Y, desde todo eso, van fluyendo las ideas y sentimientos. En esta ocasión no ha sido así. Me ha gustado lo de la celebración de la Pascua de los enfermos. Soy un enfermo desde hace muchos años Lo soy, no es que esté simplemente enfermos) y me parece que necesitamos una palabra, en toda la amplitud de la palabra. Iré a recibir la Unción de los Enfermos con gusto y devoción. Creo que será la quinta vez que la recibo. En lo poco que he leído sobre este día, me parece que no se nos dice mucho a los enfermos: se dice que se nos acompañe y se nos cuide. Muy bien, pero a nosotros poco. Tenemos que “transfigurar” nuestras “llagas”, dar sentido a nuestra enfermedad, a nuestras soledades, a nuestra aparente inutilidad… Probablemente, casi siempre llegamos tarde: la vejez hay que prepararla desde mucho tiempo antes de llegar para ser capaz de dar un sentido cuando llegue.

21 mayo 2022


 

515. San Isidro, un campesino patrono de una ciudad

No deja de ser chocante: el patrono de esta ciudad, unas veces alegre y confiada (que diría Benavente), otras agitada por las sucesivas movidas; ciudad abierta a todas las mareas de la modernidad, tiene como patrón a un campesino de los siglos XI y XII. Hoy, se me ocurre fijarme más en el sentido de la fiesta. En el mundo rural, al que pertenecía San Isidro, la Fiesta era una celebración de los acontecimientos de la vida y del trabajo.  Se festejaban la vida, la muerte, el amor, las cosechas, la siembra... La vida era dura, pero valía la pena la lucha y el trabajo. Hoy la fiesta (con minúscula) es evasión y olvido de la realidad cotidiana. La Fiesta-celebración era fiesta que unía a todos, hoy, a veces, la fiesta no es celebración que iguala, sino exhibición de las diferencias.  Hoy tenemos que hacer un elogio de la Fiesta que celebra la vida, que une e iguala, frente a la fiesta evasión de la vida. En la vida civil y en la familia.

14 mayo 2022


 

 

514. Provocaron una persecución contra Pablo Y Bernabé (Hechos 13,43-52)

De pequeños era frecuente escuchar o utilizar una especie de refrán bastante certero; Si la envidia fuera tiña, todos seríamos tiñosos. Pesimista y triste; pero la dureza de este dicho no debe cerrarnos los ojos a una realidad: nos encontramos, a veces, sibilinamente envidiosos del bien realizado por otros. Todos podríamos ponernos a contar historias vividas en propia carne de quien, si no puede apropiarse de mi éxito, lo denigra (astutamente, claro)… En la política estamos hartos de sufrirlo. Y en la Iglesia, es duro decirlo, en la competencia por las ovejas, saltamos las vallas en las disputas por apropiarse de ellas. Pablo nos advierte: no somos ni de Pedro, ni de Pablo, ni de Apolo,,, somos de Cristo.

7 de mayo 2022


 

513. Tú sabes que te quiero (Jn. 21)

Por un perro que maté, me llamaron mataperros. Un refrán poco fino, es verdad, pero que refleja una actitud muy nuestra: la facilidad con la que ponemos a la gente “cruz y raya” cuando nos fallan una vez y nos defraudan; difícilmente damos una segunda oportunidad. Pedro era entusiasta y, con frecuencia, un tanto acelerado. Y, claro, no siempre atinaba con la respuesta justa. Por seguir a Jesús detenido se mete en la boca del lobo y desbarata todas sus promesas. Sutilmente, Jesús alude a sus tres negaciones, interrogándolo por tres veces acerca de su amor. Pedro, escarmentado, a sus tres preguntas acerca del amor, responde humildemente “sabes que te quiero”. Pedro, consciente de su fragilidad, es rescatado para su misión.

30 abril 2022


 

512. Las puertas y ventanas cerradas (Jn. 20, 19-31)

En aquellos tiempos de Reforma y Contrarreforma, por bien de paz, se llegó a una decisión muy práctica, políticamente hablando, pero que decía muy poco de la libertad de conciencia y del impensable pluralismo: cuius regio, eius religio- La religión será la del lugar en que habites. Más bien era la religión del Príncipe de esa región. Era, a pesar de todo, una sociedad de cristiandad. La religión, cristiana correspondiente marcaba los ritmos y las fiestas de esa sociedad; marcaba, igualmente los usos y costumbres. El Concilio Vaticano II, clamó por la libertad religiosa y por la importancia de la conciencia. Esto descolocó a muchos, acostumbrados al rebaño bien educado y con las cosas claras; especialmente, descolocó a muchos políticos poco acostumbrados a la pluralidad de “rebaños”, con sus diversos caminos- Y descolocó a una Iglesia acostumbrada a que le hicieran o facilitaran el trabajo. El Sínodo es una llamada a abrir puertas y ventanas a la sociedad de otra manera. Seremos menos; ya lo somos. Tendremos que pensar en nuevas formas de evangelización, más basadas en la familia, como pequeña Iglesia y en la presencia del testigo.

22 abril2022


 

511. No sabemos dónde lo han puesto (Jn. 20, 1-9)

Lo de Jesús de Nazaret siempre nos resulta accesible. Sentimos la ternura del Niño en Belén o la fuerza del Jesús que recorre la Galilea “haciendo el bien” (Hechos 10, 37-43) o nos sentimos compañeros del Jesús que subía con paso rápido y decidido hacia Jerusalén; el problema es cuando nos ponemos ante Jesús, el Señor: afirmar que Jesús es el Señor, solamente lo podemos hacer desde la fe. Y puede ocurrir que en muchas ocasiones nos encontremos desolados como María Magdalena. No sabemos dónde está el Señor. Como en el cuadro de Caspar Friedrich, caminamos,  humildes entre la bruma  hacia esa tímida luz que nos abre al misterio de la esperanza.

16 abril 2022


 

510. No saben lo que hacen (Pasión según san Lucas22,16-23,56)

¿No saben lo que hacen? Las palabras sobre el amor gratuito nos dan siempre un sentido y una esperanza. Sería la GRAN BIENAVENTURANZA: DICHOSOS. Lo malo es que, de pronto, hay ocasiones en que la vida nos desbarata el optimismo. Aparece el mal gratuito. Aparecen las imágenes de Buchá, nos impacta la película Llegaron de noche…, renacen en nosotros las olvidadas imágenes de los náufragos del Mediterráneo o del mar en torno a las Canarias o los odios religiosos que buscan “la guerra santa”… Buscamos palabras y nos quedamos sin ellas. Celebrar la Pasión del Señor sin sufrir la Pasión del Mundo sería quizás encerrarnos en lo folclórico. Mi personaje de esta Semana Santa es Pedro. Pedro olvidó la amistad, el cariño, las promesas ingenuas y arrebatadas de fidelidad y… lloró amargamente por tantos olvidos. En la Pascua reencontró al Señor y se abrió a los caminos del mundo, para anunciar la buena noticia del amor gratuito.

10 abril 2022


 

508. Descálzate (Ex. 3, 1)

Hay momentos de esos, en la comunicación interpersonal, en los que uno sien´15)te que está ”tocando” el misterio más hondo de la persona. Sólo nos queda el silencio y “descalzarnos” ante el misterio. Has descubierto una zarza ardiendo que te abre al misterio “fascinante y tremendo” de Dios, de quien somos imagen. ¿Cuántas “zarzas” ardiendo son machacadas por la ambición de mafias que mercadean con las personas, por adultos que destrozan la inocencia del niño, por la indiferencia ante los descartados por la sociedad…! ¡A mí me lo hicisteis! (Mateo 25, 40)

19 marzo 2022


 

 

 

507. Qué bueno es que estemos aquí (Lc. 9, 28-36)

Nos encanta a todos la imagen castiza de la tumbona, el botijo y el Pay-pay. Traducido a lo social sería la sociedad del bienestar y elevándonos a la vida espiritual sería una situación de consolación, de luz, de paz interior y exterior; de tumbona espiritual. Y la tumbona acaba llevando a la decadencia. Queremos estar “ya” en los valores finales de éxito, paz, salvación, etc, pero saltándonos los valores instrumentales del esfuerzo, el trabajo, el aguante del sufrimiento y del fracaso. Y así pretendemos educar hoy a los niños. El Tabor es una muestra, a la que se asoman los tres discípulos, de que los trabajos, el sufrimiento y la cruz no tienen la última palabra.

13 marzo 2022


 

506. Si postrándote, me adoras (Lc. 4, 1-13)

Quizás no es tanto “adorar” lo que nos ocurre realmente en nuestra vida. Me ha gustado más lo de “arrastrarse”, que utiliza un comentarista. Frente a los poderes malignos cuántos silencios ominosos, cuántos “sí, Señor, sí” tenemos en nuestra vida. Tenemos miedo a tantas cosas: perder el trabajo, estancarme, perder una amistad o un supuesto amor… Huimos de ser clasificados o motejados de algo. En fin, que no somos como nos gustaría ser o como deberíamos ser. Lo curioso es que vamos arrastrados por la vida, pero en cuanto tenemos ocasión obligamos a otros más débiles a arrastrarse ante nosotros. Cuando podemos, utilizamos la fuerza, la coacción; otras veces optamos por utilizar el lamento y la pena para poner al otro de rodillas.

5 de marzo 2022


 

505. Por sus frutos los conoceréis (Lc. 6, 39.45)

Intentar organizar este fragmento del sermón de la Llanura es tarea de romanos. Buscar un hilo conductor es casi imposible; bueno, podemos señalar que son observaciones sobre el comportamiento humano orientadas a la humildad y al conocimiento de la persona. Más o menos.  Lo de los árboles y sus frutos me ha hecho pensar en eso que hoy se llama “personas tóxicas”; ¿se pueden cambiar? ¿hay que alejarse para que no te envenenen la vida? ¿es posible un injerto que transforme lo amargo en dulce? Estoy casi seguro que ya hemos pensado en personas conocidas. Ese compañero de trabajo que es como ese personaje de un “Asterix y Obelix” llamado El Cizaña o esa tía o tío (en sentido literal) que en las reuniones familiares no deja títere con cabeza y que es especialista en sembrar desconfianzas generalizadas… Pues no tengo una respuesta contundente a esas preguntas. A veces habrá que salir corriendo y a veces se podrá ser ese esqueje que endulza lo amargo.

26 febrgero 2022


 

 

504. Sed misericordiosos como vuestro Padre del cielo es misericordioso (Lc. 6, 27-38)

"Mundo es este de toma y daca, lonja de contratación, casa de cambio, y antes de pedir ha de ofrecerse... Para salir adelante con todo, mejor que crear afectos es crear intereses" Los intereses creados, Jacinto Benavente

Hoy, la ley del Talión nos parece horrible. Ojo, por ojo. Y, sin embargo, en su momento fue un adelanto: que no se te vaya la mano en tu venganza, no te pases. Luego, se avanzó más: el castigo no quedaría en manos del ofendido, sino que era cosa social y según normas establecidas. Curiosamente, hay una especie de ley de Talión en las relaciones humanas, digamos que “positiva”, por decir algo. Es la que describe nuestro Nobel, Jacinto Benavente, en Los intereses creados. Igual que se equilibraban las venganzas buscamos equilibrar nuestras relaciones: en las relaciones “amistosas” establecemos un equilibrio mercantilista en el dar y recibir (regalos, etc). Lucas, en el sermón de la llanura echa por tierra ese equilibrio. A pesar de algunos ejemplos que pueden parecer ingenuos o, incluso, ridículos, reivindica, como señal del seguidor de Jesús, la gratuidad, la generosidad y el ir siempre más allá. Buenos, como nuestro Padre del cielo. De tal manera está arraigada en nosotros esta ley de Talión que ante la gratuidad sospechamos; ¿Qué querrá este?

19 febrero 2022


 

503. Dichosos (Lc. 6, 20-26)

Las de Lucas son unas bienaventuranzas casi vergonzantes. Cuando se habla de bienaventuranzas todo el mundo piensa, enseguida, en San Mateo: Parece que dan más cancha para explayarse: lo de luchar por la justicia, ser hacedores de paz, ser pacíficos (lo de “mansos” no nos suena demasiado bien)… En Lucas no hay “captatio benevolentiae”. ¿buscáis ser felices? Pues no os equivoquéis. Hay dos grandes grupos de personas: ricos y pobres. Los pobres son los que pasan hambre y lloran y se habla mal de ellos; los ricos comen y ríen y son lisonjeados (todos les hacen la pelota).  Se leen ansiosamente las revistas del corazón, envidiando los caminos de la felicidad y al final de los caminos encontramos desdichas afectivas o crisis pecuniarias (siempre hay excepciones). “La ciudad de la alegría” (libro y película) nos sumergió de pronto en unos esquemas distintos. La lectura de Jeremías nos da el marco de interpretación: ¿dónde está tu confianza? Y San Ignacio, en los Ejercicios nos lo explica: Del ansia de dinero se pasa a la vanagloria y de ésta a la crescida soberbia. Frente a esto, al final de la película La ciudad de la alegría un rótulo daba la clave de la alegría: lo que no se da, se pierde.

12 febrero 2022


 

502. No temas, desde ahora serás… (Lc. 5, 1-11)

Está claro que con las lecturas de este domingo no se puede uno escaquear: hay que afrontar el tema de la vocación. Vocación de Isaías; vocación de Pablo; vocación de Simón/Pedro. ¿Qué pasa? No hay curas para cubrir toda la demanda; los matrimonios parecen tener fecha de caducidad; hay mucho voluntario para las ONG’s, pero menos profesionales de la cooperación (y similares)… He anotado muchas reflexiones en mi cuaderno de trabajo; tendré que escoger alguna. Allá van dos. Una disyuntiva. La vida como propia realización o la vida como donación. En nuestra cultura se ha magnificado el “realizarse”; la mirada se centra en uno mismo y corremos el peligro de utilizar las cosas y las personas como medios. Cosificamos el otro. Usar y tirar. Por el contrario, la vocación es donación; se mira al otro y gratuitamente. Y de rebote, nos encontramos realizados. Supone una vida de “ojos abiertos”. Segunda reflexión. El miedo. La vocación no parte de la prepotencia y la seguridad, sino de la pequeñez (“apártate de mí, que soy un pecador”) o del miedo a no hacerlo bien… El prepotente vencerá, pero no convencerá.

5 febrero 2022


 

501. Cíñete, ponte en pie (Jer. 1, 17)

La “cultura del pijama” ha recibido un fuerte impulso con la presente pandemia, gracias al teletrabajo. De siempre, el pijama ha sido un signo del desenganche: ¡qué gusto llegar a casa, ponerme el pijama, tomarme una cervecita, poner la tele y olvidarme de todo! Es el sentirme en casa, en contraposición al compromiso, a la responsabilidad. Ya Jeremías se resistía a dejar el “pijama” de la época; le da miedo el no estar a la altura (“soy un muchacho”) y le da miedo la oposición que puede encontrar. Son todos esos miedos que sentimos continuamente en nosotros mismos. Jesús descubre en Nazaret la realidad del dicho “Nadie es profeta en su tierra”. Tenemos miedo a expresar nuestros sentimientos y nuestros sentidos de la vida ante quien nos conoce mucho, familia y amigos, o ante quien no nos conoce de nada; tenemos miedo a disonar con la opinión general (la tiranía de lo políticamente –o religiosamente- correcto). La denuncia es una característica del profeta; pero eso no basta, no se puede quedar en un “profeta de calamidades”, que decía Juan XXIII. El profeta tiene que anunciar, proponer y crear nuevos caminos y realidades.

30 enero 2022


 

500. Para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido (Lc. 1, 1-4)

La identidad es hoy una cuestión clave. A nivel personal y a nivel social; en la sociedad secular y en la Iglesia. Y los textos de este domingo evocan relatos fundantes. El libro de Nehemías nos habla de la lectura y acogida del relato de la Alianza de Dios con su pueblo. Y el evangelio de Lucas afronta el relato, con rigor, pues es “la razón de nuestra esperanza”. Además, el comienzo del capítulo 4 presenta la identidad de Jesús, basada en la  figura del Siervo, presentada por Isaías. Somos hijos y herederos de una historia religiosa y socialmente. Sin embargo, la cultura moderna (occidental) nos arranca de la historia y nos deja solos y desangelados en un presente gélido e histérico. Ya cantaba Joaquín Sabina “Vivo en el número siete, calle Melancolía; quisiera trasladarme al barrio de la alegría; cuando quiero intentarlo ha pasado. Ya el tranvía. Sólo me queda sentarme a silbar mi melodía”. Había que erradicar las utopías, que sólo habían traído muertes y pérdida de libertad… Y en esta semana las leyes amenazan con dejar, en la enseñanza, la historia reducida al presentismo y a la subjetividad de la memoria. Jesús opta por la identidad de Siervo, rechazando los caminos que le ofrece el “maligno”: utilizar su “poder” en beneficio propio (Piedra en pan), la espectacularidad (saltar desde el alero), el poder y la riqueza (todo esto te daré). Trabajo tenemos; sobre todo Francisco.

22 enero 2022


 

499. Uno recibe del Espíritu hablar con sabiduría, otro hablar con inteligencia (1 Cor. 12, 4-11)

Cuando leemos la primera carta a los Corintios, el gran Himno al Amor del capítulo 13, nos puede oscurecer todo lo que le rodea. Eso me ha pasado a mí, con lo que precede a ese himno al Amor. He dado poca importancia a este texto del día de hoy: la reflexión sobre los carismas. En este texto me ha llamado la atención que inteligencia y sabiduría aparecen como carismas distintos. Esta diferencia es, quizás, una de esas cosas que se tienen integradas sin apenas formulación exterior. Por eso resonamos por dentro con textos geniales que nos formulan esta realidad. Por ejemplo, cuando Florencio Segura nos hablaba del “saber y el sabor”; O “La sabiduría de la Madre Abadesa” (¿de Dolores Aleixandre? Creo recordar que me lo confirmo ella misma) nos cuenta con una historieta esa diferencia. Siempre me parecieron magníficos. Un primer impulso nos puede llevar a pensar que el sabio tiene muchos saberes, muchos conocimientos; -pero yo he conocido auténticos sabios como una aldeana u un hermano vasco, con la sabiduría “de caserío”. Puede ser que por eso hoy se habla de otras inteligencias, como la emocional y no sólo de esa que se objetiva con el “cociente intelectual”. Leyendo sobre el tema me ha gustado escuchar que a la sabiduría se llega con la experiencia de los fracasos. Habría que profundizarlo y matizarlo, pero me parece sugerente. No me da el espacio para más; he sobrepasado en mucho la brevedad pretendida en estos textos.

16 Enero 2022


 

Desde la última fila de “gallinero”

El caso Djokovic

Desde lejos y, casi, con aburrimiento. Así contemplo el llamado culebrón del tenista serbio. Uno está un poco cansado de tantos despropósitos de esas, llamadas, estrellas del deporte o de la interpretación. Amantes del privilegio y de la extravagancia. ¿Qué problemas internos tendrán ahora en Serbia, cuando los políticos agitan el caso del tenista como una afrenta a su nación? Y, ¿por qué mete baza la Iglesia ortodoxa? Desde esa última fila de gallinero la impresión me parece que unos hacen un soberano ridículo y que al protagonista del “agravio” se le h ha subido el triunfo a la cabeza y comienza a desbarrar.

8 enero 2022


 

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...

Enrique Climent Carrau | Respuesta 21.11.2021 23:38

Totalmente de acuerdo Luis Emilio. El martes día 23 voy a ir a Alcalá para hablar con Rafa. A ver si charlamos un rato

Jaime | Respuesta 16.11.2021 22:00

Buenísimos y útiles tus comentario

Felix Navas López | Respuesta 24.10.2021 08:14

Muchas gracias, Luis Emilio, por seguir alimentándonos espiritualmente con tus reflexiones. Un fuerte abrazo

Patrícia | Respuesta 25.08.2021 12:37

Me encanta este blog. Es un regalo para el alma…

Enrique Climent Carrau | Respuesta 23.08.2021 16:47

Luis Emilio me alegra verte en forma y muy de acuerdo con lo que escribes. Yo he terminado hoy los EE a la comunidad del Colegió Mayor y Seminario. Contento

J Manzanedo | Respuesta 10.05.2021 18:35

Amistad es lo que nos das con tus comentarios

Dolores | Respuesta 19.12.2020 23:49

Con cariño y añoranza,le recuerdo,muchas felicidades!!!🍾 me alegro de sentirle que sigue tan creativo como en sus mejores tiempos,un abrazo,,,

Jaime | Respuesta 24.07.2020 13:48

Te ruego que pidas po Perico, hace 13años y por el resto de unaforma especial. Pues seguro que lo haces todos los días por todos
Un abrazo
J.MM

Félix | Respuesta 17.07.2020 07:58

QueridoLuis Emilio. Intuitivo y certero tu comentario del 16/7. Creo que provocar ese hastío forma parte de la estrategia de quienes gestionan la cosa pública.

Lola perez | Respuesta 24.05.2020 00:44

MI APRECIADO EMILIO .me agrada tanto..saber que sigue incansable con sus palabras DOMINICALES?...le mando un saludo Grandeiii

Ver todos los comentarios

Comentarios

21.11 | 23:38

Totalmente de acuerdo Luis Emilio. El martes día 23 voy a ir a Alcalá para hablar con Rafa. A ver si charlamos un rato

...
16.11 | 22:00

Buenísimos y útiles tus comentario

...
24.10 | 08:14

Muchas gracias, Luis Emilio, por seguir alimentándonos espiritualmente con tus reflexiones. Un fuerte abrazo

...
25.08 | 12:37

Me encanta este blog. Es un regalo para el alma…

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO