Pequeños comentarios bíblicos

309. Mi alma está agitada (Jn. 12, 20-33)

         Jesús vive con gran agitación interior sus últimos días. La fidelidad a su misión genera rechazo y toma conciencia de su inminente muerte. En sus pensamientos se barajan, sin embargo, los contrastes: muerte del grano de trigo-fruto; humillación-glorificación; rechazo-atracción (cuando sea elevado atraeré a todos hacia mí). Y en este destino suyo nos llama para que nos involucremos en su seguimiento: cuando das la vida, la ganas; cuando sigamos a Jesús en el servir, estaremos con Él en el Reino.

17 marzo 2018


 

307. Él hablaba del templo de su cuerpo (Jn. 2, 13-25)

¿Cómo es nuestro templo? Los templos góticos y románicos son expresión del misterio. El sacerdote, de espaldas a la comunidad, está al frente de ella; adora y ofrece el sacrificio en nombre de la comunidad. Ésta es la iglesia que le encanta al cardenal Sarah. Y tiene un sentido; pero no el único. En muchas iglesias góticas se ha cambiado el altar y se ha colocado en el centro del crucero y el pueblo rodea el altar por tres o cuatro lados. La Eucaristía y el pueblo asumen un nuevo sentido. Es una comunidad que celebra, -no sólo adora- participando activamente. Quizás se subraya más la comunidad que la jerarquización. Muchas iglesias modernas expresan también, en su arquitectura, ese sentido comunitario. Y están las iglesias “domésticas” –como en la iglesia primitiva (partían el pan por las casas)- que ofrecen una intimidad y una participación. En mi opinión éstas eucaristías no deben ser las únicas a las que asistimos; creo que debemos unirnos con frecuencia a las misas numerosas que nos subrayan más la identidad de pueblo de Dios, mientras que los “cenáculos” nos ofrecen más profundización. Complementar sentido y sentimiento.

3 de febrero de 2018


 

306. ¡Qué bien se está aquí! (Mc. 9, 1-9)

         ¡Claro que se está muy bien! Todos somos, normalmente, añorantes de momentos y situaciones de luz, de sosiego y de fuerza. Hemos sido transfigurados, también nosotros, por la presencia de Dios en nuestra vida. Pero, ahora, estamos abajo; no sabemos muy bien si nos hemos bajado nosotros o nos han bajado. Y la vida abajo es gris, incluso hostil. Y ya no sentimos la luz. Nos gustaría manejar la luz a conveniencia como manejamos los interruptores de nuestra c asa. La Transfiguración es el signo de la esperanza. Nos pasa como a los discípulos: no entendemos el signo (no lo entenderemos) hasta la Resurrección.

24 de febrero de 2018

305. Dejándose tentar (Mc. 1, 12-15)

          Bautismo y tentaciones están íntimamente unidos. En el Bautismo se inaugura la misión de Jesús a través de la voz del Padre. Las tentaciones son tentaciones mesiánicas, sobre el modo de gestionar esa misión. Se descartan el poder y los grandes gestos. Tentaciones que, quizás, siguen presentes en nuestra Iglesia. Nos alegramos de reunir manifestaciones numerosas y no tenemos en cuenta que ocurre después con esas masas. Utilizamos el poder y el esplendor y nos preocupa menos la formación, el estudio y la oración. Contabilizamos compromisos sociales, pero los dejamos vacíos de mística.

16 de Febrero de 2018


 

304. Lo tocó (Mc. 1, 40-45)

En la Jornada Mundial del enfermo

         Lo tocó. Y eso que era un leproso. Pasando por encima de la natural repugnancia; a pesar de los preceptos legales: tocar un leproso te hacía impuro. “Quiero, queda limpio”. El gesto y la palabra. Cariño y acogida. Hoy los enfermos siguen necesitando nuestro gesto y nuestra palabra.

10 de Febrero de 2018


 

303. Vámonos a otra parte (Mc. 1, 29-39)

         Tres verbos configuran este texto del capítulo primero de Marcos considerado como “un día en la vida de Jesús”: servir (diakonein), orar y salir.

                - Servir: cuando el Señor coge de la mano (recordar los cantos del Siervo, Isaías 42) trasmite la necesidad de “servir”, que es el estilo de vida de Jesús, Siervo de Yahvé.

                - Orar en la noche: la noche es el símbolo del mal, lugar de tentación. Necesario orar para huir de la tentación, de la oscuridad del corazón y para ver el camino.

                - Salir para escapar del encapsulamiento en el que muchas veces te aprisionan los “buenos amigos”, del éxito y de la tranquilidad de esos regazos confortables que acaban por adocenarte. Buscar nuevos horizontes a conquistar (recordar a Francisco: Iglesia en salida).

3 de Febrero de 2018


 

302. ¿Qué quieres de nosotros? (Mc.1, 21-28)

         Este texto de Jesús en la sinagoga de Cafarnaúm me deja unos cuantos interrogantes y, también, me abre reflexiones actualizadas.

                - tiene un tono general de confrontación entre la religión tradicional judía representada por el lugar, la sinagoga, y por los letrados y el mensaje de Jesús, nuevo y cargado de autoridad.

                - ¿qué hacía en la sinagoga ese personaje que tenía un espíritu inmundo?

                - ¿Por qué utiliza el plural: “nosotros”, “destruirnos”? ¿A quiénes representa?

                - Tiene buena “teología”: sabe muy bien quien es Jesús; pero lo rechaza así como a todo su estilo que rompe con todo el sistema de exclusión de la religión judía ( de otros pueblos. De los enfermos y pecadores, de los “impuros”…)

         Apertura a la actualidad: a veces pienso que la llamada a una iglesia más sencilla, más abierta a la realidad, una iglesia en salida y misericordiosa levanta también temores y acusaciones de “¿quieres acabar con nosotros? Preferimos una iglesia más gloriosa y floripondiada, que nos dé tranquilidad y seguridad.

27 de Enero de 2018


 

301. Venid conmigo (Mc. 1, 14-20)

         Tener vocación de algo es imprescindible en nuestra vida; si no existe iremos cabeceando por la vida, aterrizando en todos los sin-sentidos. Triste y oscura vida. Puede ocurrir que tengamos un trabajo que no tenga ninguna opción vocacional, pues hay que vivir y uno carga con lo que encuentra; entonces es fundamental que haya sectores vividos vocacionalmente –matrimonio, familia, trabajos solidarios…- que den sentido al conjunto. El ideal es que la vocación se convierta en tarea, en trabajo, en toda la vida. La verdad es que para conseguir esa identidad de vocación y trabajo hay que abandonar muchas barcas. Supone vida en plenitud y supone fuertes renuncias.

20 de Enero de 2018


 

300. Me puso en la boca un cántico nuevo (Sal. 39)

          Con mucha frecuencia nos encontramos tranquilos y felices en el regazo de lo rutinario. Una rutina de pequeñas cosas, todas buenas, que poco a poco han adormecido nuestra creatividad y dejen nuestra vida fofa y sin mordiente. El salmo de hoy es una llamada a renovar el sentido de mi vida, a lanzar un “aquí estoy”, disponible a algo nuevo, quizás cargado de aristas, que revitalice mi vida. Algo que se convierta en canto para mí, para mi familia, para mi trabajo. Hay que escuchar para para aprender ese canto.

14 de Enero de 2018


 

299. Carta a los Reyes Magos

Queridos Melchor, Gaspar y Baltasar: Sí. Melchor, Gaspar y Baltasar. No sé muy bien si repito vuestros nombres para vosotros o para mí.  Y es que estoy un poco preocupado por el problema de vuestra identidad. Supongo que andaréis un poco descolocados con el trajín que se traen con vosotros en estos días. Los políticos, que no pierden tajada, están empeñados en desmitificaros, en quitar vuestros oropeles y vestiros de trapillo. Eso de los reyes se lleva poco entre los partidarios de descabezar todo lo que sobresalga. No creo que puedan matar la ilusión no sólo de los niños, también de nosotros los adultos.

Los adultos parece que ya vamos un poco resabiados por la vida; pero fueron sesudos estudiosos los que quisieron ahondar en el sentido de ese escueto “unos magos” que nos dice el evangelio. Y dedujeron que eráis tres, por aquello de que traíais tres dones. Como representabais a toda la tierra que venía a los pies del rey recién nacido eráis, lógicamente, uno de Europa (Melchor), otro de Asia (Gaspar) y el tercero de África (Baltasar). Hoy se diría que formabais un grupo multicultural muy bien avenido. No nos viene mal que nos impartáis, dejándolo en nuestros zapatos, un curso breve de convivencia y apertura al distinto. Se nos llena la boca de grandes palabras- globalización, igualdad, etc- y cada vez somos más intolerantes con los distintos. Ya veis el éxito que tienen los partidos xenófobos.

Hay otra cosa que me tiene intrigado: ¿cómo os las arregláis para seguir sorprendiendo con vuestros regalos? Cuando era pequeño cada juguete, cada libro, cada pequeño detalle que encontraba sobre los zapatos era una sorpresa y un tesoro. Luego vinieron los regalos prácticos. Las corbatas y los jerséis y todas esas cosas serias. Y seguía viviendo la sorpresa y el gozo del estreno. Pero ahora somos una sociedad satisfecha. Bueno no toda. En esta sociedad sigue habiendo una parte importante a la que nada sorprende porque nada recibe. Nosotros estamos en la parte satisfecha y no necesitamos prácticamente nada. No digamos los niños, ahogados desde el nacimiento en cachivaches y gadgets variados. Hemos perdido las viejas ilusiones; necesitamos otras ilusiones. Basta con que sean sencillas y nos las dejéis en las zapatillas; aunque no desdeñamos grandes ilusiones.

Y, por último, hay una cosa que me tiene obsesionado desde hace tiempo. Y es una de esas cosas que uno siente “por lo bajini”, porque me da la impresión de que entra en eso políticamente incorrecto que no podemos decir sin que te miren mal. Lo digo así, de golpe: estamos ebrios de derechos y ayunos de deberes. Es lo que trae la sociedad del bienestar y es muy de agradecer: redistribuye riqueza y hace que los servicios esenciales lleguen a todos. De ahí al “se me debe todo” y exigir, incluso con chulería, hay un pasito corto. Olvidamos que mis derechos están limitados por el derecho del otro y, sobre todo, que los derechos llevan aparejados unos deberes. Todos somos responsables de esta sociedad.

Termino. Seguro que algún niño pensará (ya me ocurrió algún año): ¡Ahí va! Si no ha pedido nada para él. Pues sí. Lo que pasa que no lo he pedido sólo para mí sino para que nos lo traigáis a todos y cada uno: he pedido: acogida y aceptación de lo distinto; un saco de ilusiones que nos hagan vivir con sentido; ser para los demás (que explica eso de los deberes). Sé que os lo pongo difícil, pero para eso sois reyes y magos, el no va más del poder. Os deseo una buena jornada de descanso contemplativo disfrutando de tantas alegrías como habéis distribuido en esta noche. Un saludo de vuestro siempre seguro servidor. Luis Emilio

6 de Enero de 2018


 

298. Y una espada te atravesará el alma (Lc. 2, 22-40)

      La familia es el lugar del amor y del dolor. Decía el santo padre Hurtado que había que “amar hasta que duela”. Porque amamos mucho sentimos profundamente las pérdidas, los abandonos, los fallos… Los descarrilamientos de los hijos son espinas en el corazón. Y en la familia se da esa situación paradójica: amar es también renunciar a la presencia del amado para que ellos sean y tracen su camino. La familia es la gran escuela del amor gratuito. Si no es gratuito no es amor y la familia se disolverá (aunque sigan bajo el mismo techo)

30 de Diciembre de 2017


 

297. Un niño nos ha nacido (Is. 9, 2-7)

      Isaías se balancea, frecuentemente, entre una visión sombría de la realidad y, al tiempo, un canto apasionado a la esperanza en Yahvé. Con imágenes brillantes (vara del opresor, yugo, bota que pisa, túnica empapada en sangre…) describe ese mundo oscuro e injusto. De pronto, nos presenta el medio que nos dará la esperanza: se nos ha dado un niño; en un pesebre, dentro de una cueva, nos añadirá el evangelio. Según nuestros parámetros hay que luchar contra el poder injusto con otro poder. Lo más probable es que se engendre más injusticia. La gran enseñanza evangélica es que sólo se puede hacer abajándose y por medio del servicio

22 de Diciembre de 2017


 

296. Una voz grita en el desierto (Mc. 1,1-8)

     En nuestro imaginario cristiano el desierto tiene una doble connotación contradictoria. El desierto es símbolo de una vida árida, sin sentido, sin sabor, sin fruto. Y el desierto es también el lugar del encuentro con Dios, el origen de nuestros caminos. Se puede dar la paradoja de que nuestra aridez desértica sea precisamente por falta de desierto en nuestra vida, es decir, de tiempo de silencio y soledad, de oración y contemplación. Tenemos que tener desierto para no ser desierto.

8 de Diciembre de 2017


 

295. No carecéis de ningún don (1Cor. 1, 3-9)

     Con frecuencia podemos sentirnos cercanos a esa visión de Isaías que clama pidiendo ayuda a Yahvé: somos impuros, nos marchitamos, somos como un paño manchado… Pero miremos el mensaje de Pablo: no carecéis de ningún don. Es verdad que somos débiles, como grita Isaías, pero no es menos verdad que en Jesús somos “enriquecidos en el hablar y en el saber”. Llamados a participar en su vida somos interpelados a estar en vela. Hace poco se nos recordaba que no hay que enterrar los dones del Señor.

1 de Diciembre de 2017


 

294. Conmigo lo hicisteis

      Al ir a desahuciar a un ciudadano han encontrado su cuerpo momificado. Llevaba cuatro años fallecido. Nadie lo echó en falta. Soledad y muerte anónimas. La ciudad nos deshumaniza y por eso, más que nunca, esas palabras de Jesús nos urgen cada vez más: acercarse al necesitado es nuestra tarea. Seremos juzgados por el amor y el amor nos llama a descender (no a dar desde arriba).

 

El capítulo 58 de Isaías es complemento perfecto del evangelio del domingo, Lo transcribo para que se pueda releer más fácilmente

Isaías, Capítulo 58

Isaías. Capítulo 58

[1] Grita a voz en cuello, sin cejar, alza la voz como una trompeta, denuncia a mi pueblo sus delitos, a la casa de Jacob sus pecados. [2] Consultan mi oráculo a diario, muestran deseo de conocer mi camino como si fueran un pueblo que practicara la justicia y no abandonase el mandato de su Dios. Me piden sentencias justas, desean tener cerca a Dios. [3] ¿Para qué ayunar, si no haces caso? ¿Mortificarnos, si tú no te fijas? Mirad: el día de ayuno buscáis vuestro interés, y apremiáis a vuestros servidores; [4] mirad: ayunáis entre riñas y disputas, dando puñetazos sin piedad. No ayunéis como ahora, haciendo oír en el cielo vuestras voces. [5] ¿Es ése el ayuno que el Señor desea, el día en que el hombre se mortifica? Mover la cabeza como un junco, acostarse sobre estera y ceniza, ¿a eso lo llamáis ayuno, día agradable al Señor? [6] El ayuno que yo quiero es éste: abrir las prisiones injustas, hacer saltar los cerrojos de los cepos, dejar libres a los oprimidos, romper todos los cepos; [7] compartir tu pan con el hambriento, hospedar a los pobres sin techo, vestir al que ves desnudo y no despreocuparte de tu hermano. [8] Entonces brillará tu luz como la aurora, tus heridas sanarán rápidamente; tu justicia te abrirá camino, detrás irá la gloria del Señor. [9] Entonces llamarás al Señor, y te responderá; pedirás auxilio, y te dirá: Aquí estoy. Si destierras de ti los cepos, y el señalar con el dedo, y la maledicencia; [10] si das tu pan al hambriento y sacias el estómago del indigente, surgirá tu luz en las tinieblas, tu oscuridad se volverá mediodía. [11] El Señor te guiará siempre, en el desierto saciará tu hambre, hará fuertes tus huesos, serás un huerto bien regado, un manantial de aguas cuya vena nunca engaña,

24 de Noviembre de 2017


 

 

292. Que se nos apagan las lámparas (Mt. 25, 1-13)

     ¿En qué consistirá ese aceite necesario para mantener las lámparas encendidas? Se ha hecho muchas sugerencias por los comentaristas per, quizás, es una imagen abierta. ¿Qué es para mí aquello necesario para mantener viva mi fe? Sentimos que hay ocasiones en que se debilita y otras veces lo que ocurre es que nos hemos quedado con la lamparita de la primera comunión mientras que en otras vertientes de la vida hemos madurado. Y ya nos alumbra poco. Cuidar la fe es cuestión de oración y de contacto con Jesús, pero también se necesita un cultivo de nuestros conocimientos teológicos.

9 de Noviembre de 2017


 

291. Dicen pero no hacen (Mt. 23, 1-12)

      Jesús mos presenta un bonito cuadro costumbrista con personajes llenos de prosopopeya y de abalorios. Una crítica del aparentar y del trepar. Un cuadro ambientado en el siglo I, que nosotros podríamos actualizar con figuras de nuestro mundo. Más aún, un cuadro en el que podría aparecer cada uno de nosotros, un tanto figurones y trepas en muchas ocasiones. Frente al ansia por sacar la cabeza por encima de los demás Jesús nos da dos actitudes fundamentales: ser humildes y servir.

3 de Noviembre de 2017


 

290. No teníamos necesidad de explicar nada (Tes. 1. 5-10)

     Reo que fue San francisco de Asís el que dijo: hay que predicar siempre y, algunas, veces, con la palabra. Los tesalonicenses vivían de tal modo que su modo de actuar fue contagioso. En nuestra sociedad actual pocas veces nos atrevemos a dar testimonio con nuestras palabras. No importaría si nuestra vida se have palabra y pregunta para los demás.

27 de Octubre de 2017



 

289. Al César lo que es del César (Mt. 22. 15-21)

       Creíamos que eso del nacional-catolicismo era ya agua pasada. Mucho me temo que se sigan juntando ambos temas. No hay más que mirar al conflicto nacionalista en Cataluña. Hay gente de Iglesia que dicen apoyarse en el evangelio para sus posturas separatistas. Y hay obispos que aseguran que la doctrina de la Iglesia apoya la unidad de la nación. No veo claro de donde surgen esos argumentos de uno y otro bando. Una cosa es mi postura como ciudadano, contraria a estos nacionalismos disgregadores, independientemente de mi condición de miembro de la Iglesia. Personalmente apuesto por una Europa Unida y sin fronteras, en camino a una unidad política.

20 de Octubre de 2017



 

288. Sin vestido de fiesta (Mt. 22, 1-14)

     Muchas parábolas del evangelio de Mateo nos hablan primordialmente, del conflicto entre los judíos y los primeros cristianos. Aquellos pierden su lugar en el Reino al rechazar la invitación de Jesús. Nosotros podemos aplicarlas personalmente. Somos invitados gratuitamente a participar en el banquete del Reino. Invitación que hay que aceptar y que supone un nuevo modo de vivir: revestíos del Señor Jesús, nos dirá Pablo. Vivir con la libertad interior y con la entrega propias de sus seguidores.

13 de Octubre de 2017


 


287. El Dios de la paz estará con vosotros (Flp. 4, 6-9)

     San Pablo nos invita a asumir todo lo que hay de verdadero, de noble, puro, intachable; lo que es virtud o mérito. Estamos en un mundo en el que hay que descubrir todo lo bueno y bello para asumirlo. No hay que aislarse del mundo sino valorar y tomar todo lo valioso. Nos estamos acostumbrando a que lo que hace el otro hay que tirarlo abajo (en política, en el trabajo, en relaciones familiares); o a apropiárselo y presentarlo como propio. Sepamos reconocer las buenas ideas y las buenas obras del prójimo.

6 de Octubre de 2017



 

286. Vete a trabajar a la viña (Mt. 21, 28-31)

      La viña es una de las metáforas (o alegorías) más frecuentes en la Biblia. Normalmente, es la viña del Señor que él nos da para trabajar en ella. También es la viña en la que Yahvé trabaja y cuidsa con primor (Isaías). Por eso podríamos aplicarlo a nosotros mismos: somos la viña que el Señor cuidó, valló, limpió…. Y quizás, luego, como en Isaías, da agraces. Dios espera de nosotros una buena y excelente añada de buen vino y nos quedamos en vino de garrafa. ¿Qué significa cuidar la viña que soy yo?

30 de Septiembre de 2017


 


 

285. ¿Vas a tener envidia porque yo soy bueno? (Mt.20, 1-16)

     La parábola de los obreros de la viña es, quizás, una de las más difíciles de asimilar. Una primera causa puede ser que nosotros funcionamos desde la óptica de la justicia y Jesús plantea el tema desde la bondad. Y una segunda causa es que instintivamente nos colocamos en el grupo de los contratados al amanecer (seguimos instalados en el espíritu de conquista del premio y no en la gratuidad). Probemos a mirar la parábola desde la situación del obrero de la hora undécima.

22 de Septiembre de 2017


 

284. … como yo tuve compasión de ti. (Mt. 18, 21-35)

      Desde Auschwitz el tema del perdón tomó una fuerza especial: Colombia, Guerra civil, antigua Yugoslavia, colonialismo… Y luego están esos pequeños o grandes perdones de cada día que afectan a cada uno de nosotros. Las lecturas del día nos señalan las diferencias entre AT y NT. En el AT se dbía perdonar para que tú también fueras perdonado (Ecclo. 27,33-28,9). Lo cual ya está muy bien. En el NT hay un radical cambio de perspectiva: perdona porque tú has sido perdonado. Hemos pasado de la conquista del cielo a la gratuidad del don que llama a la respuesta.

17 de Septiembre de 2017


 

283. Reunidos en mi nombre (Mt. 18, 15-20)

      Con frecuencia estamos habituados a una piedad individual. Mi visita al Santísimo, mi oración, mi rosario, mi misa escuchada… Sin embargo, Jesús garantiza su presencia cuando nos reunimos varios en su nombre para orar, para escuchar y compartir su palabra, para compartir la vida. Muchos nos reunimos en grupos más o menos estructurados, pero quizás nos quedan caminos por explorar: la oración familiar con los hijos; dos o tres matrimonios orando juntos, con personas que buscan ser cristianos en el mundo que les toca vivir… Iluminando y compartiendo la vida para orientar nuestra misión familiar, social y política.

8 de SEptiembre de 2017


 

282. Tengo que ir a Jerusalén (Mt. 16, 21-27)

     Después de reafirmarse en su identidad –tú eres el Mesías- Jesús afronta su misión, la misión del Mesías. Se había retirado a Cesarea empujado por la creciente persecución y decide proseguir su misión. Esta lo llevaba a Jerusalén, el centro político-religioso de los judíos. Identidad y misión van unidas. Para nosotros, también, encontrar nuestra identidad es descubrir nuestra misión. Y hay que ir hacia ella, sabiendo que fácilmente tendrá consecuencias poco favorables. Realizar nuestra misión es “ganar” nuestra vida. Dar la vida en nuestra misión es ganarla

1 de Septiembre de 2017


 

281. Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia (Mt. 16, 13-20)

       Seguir las andanzas de Pedro a través de los Evangelios siempre me ha resultado fascinante. Es capaz de lo más sublime y de lo más cobarde. Pasa de la debilidad y la caída al llanto y al arrepentimiento. T a la disponibilidad. Sobre esa “roca” se edifica la Iglesia quizás para enseñarnos, que siendo polvo al que arrastra cualquier pequeña brisa, estamos llamados a ser testigos de Jesús. No son nuestros méritos sino la fuerza del Espíritu la que nos lleva a ser palabra. Sólo hay que responder sí.

25 de Agosto de 2017


 

280. Sólo me han enviado… a Israel (Mt. 15, 11-28)

     Tenemos una irresistible tendencia al exclusivismo: mis amigos, mi grupo, mi comunidad, mi cura, mi pueblo… Problema viejo que ya vivió el judaísmo y, de rebote, ña iglesia primitiva. Muchos de los primeros judíos cristianos querían que los paganos se circuncidaran antes de ser admitidos entre los seguidores de Jesús. Pedro y Pablo vivieron el problema con intensidad frente a la comunidad de Jerusalén. Pedro, en su predicación, recordaba, con increíble dureza, este episodio de Jesús en el que rompe con el exclusivismo judío gracias a la fe de la mujer. Aquella iglesia primitiva se inculturó en la cultura greco-latina. Seguimos teniendo pendiente el asumir otras inculturaciones en culturas distintas a la nuestra.

18 de Agosto de 2017


 

279. El viento era contrario (Mt. 14, 22-33)

     Tradicionalmente se ha identificado esa barca, zarandeada por el viento, con la Iglesia. No fueron fáciles aquellos primeros años de vida y, sin embargo, la Iglesia creció y se fortaleció contra viento y marea. Cuando hay bonanza navegamos a gusto, pero, quizás, nos vamos relajando, perdemos fuerza y creatividad y corremos el peligro de instalarnos en la rutina y en el cumplimiento. Con el viento contrario, del que ya nos alcanzan algunas ráfagas, sentiremos más la pertenencia y la necesidad de “dar razón de nuestra esperanza”.  Aunque seremos menos.

11 de Agosto de 2017


 

278. ¡Qué bien se está aquí!

     Jesús acaba de anunciar su muerte y el rechazo de las autoridades. Y adereza, además, ese anuncio con lo de la puerta estrecha, con lo de llevar la cruz, con eso de dar la vida si quieres ganarla… Y Pedro se ha rebelado. Allá arriba, en el monte, se encuentra tan a gusto que no quiere volver a la dura realidad. Y ese monte tranquilo, donde se siente sin problemas y sin esfuerzo la presencia de Dios, es también nuestra tentación. Hemos luchado, hemos trabajado por los demás. Hemos sufrido en muchas ocasiones y ya deseamos nuestro sillón de orejas, nuestra música y nuestros libros y descansar de tantos afanes “cristianos”. Pero Jesús nos vuelve a la vida; estamos siempre en camino.

4 de Agosto de 2017


 

277. Un comerciante en perlas finas (Mt. 13, 44-52)

       Somos buscadores de perlas finas. Buscadores, no como el hombre que encuentra casualmente un tesoro. Y vamos atesorando “perlas” en nuestra vida. Unas buenas, otras cultivadas. La mayoría de las veces nos falta “la” perla: ese encuentro personal que nos arrebate y enamore. Muchas veces pensamos que el amor nos lleva a realizar sacrificios y renuncias por el otro. Y por Jesús. Si medimos el amor por los sacrificios que hacemos, mucho me temo que eso no sea amor del bueno. Vender todo lo que tengo no es sacrificio, sino plenitud gozosa del encuentro con Jesús. Y también se puede aplicar al amor humano.

28 de Julio de 2017


 

276. Apareció también la cizaña (Mt. 13, 24-43)

       Hace mucho se publicó un comic de Asterix cuyo título era: El cizaña. Personaje peculiar que, allá donde iba, conseguía enredar a unos con otros, crear desconfianza, destrozar proyectos… César lo utilizó para intentar romper la resistencia de los “irreductibles galos”. En nuestros días, a estos especímenes se les llama “personas tóxicas”. A todos nos gustaría que todos fuéramos trigo “limpio de polvo y paja”; pero la realidad es tozuda y debemos asumir la presencia a nuestro lado de muchos “cizañas”. Quizás, también, asumir que dentro de cada uno de nosotros hay mucho trigo limpio, pero también encontramos cizaña: actitudes nuestras que no son nada constructivas. La convivencia veraniega es un momento privilegiado para descubrir nuestra cizaña. ¡Ah! Tampoco es factible una iglesia de “puros”. Ya lo dijo el Concilio: santa y pecadora.

21 de Julio de 2017


 

275. Salió el sembrador a sembrar (Mt.13. 1-23)

      Cuando salimos a sembrar ¡cuánto nos gustaría que nuestra labor fuera de las de ciento por uno! Ahí estamos padres, profesores, sacerdotes… Y, sin embargo, la realidad parece que m achaca nuestros deseos. Cada hijo sale a su aire: unos espléndidos y otros rácanos y complicados. Cada alumno asume su camino (gracias a Dios si lo hace conscientemente) en muchas ocasiones muy distinto del que a nosotros nos gustaría. Y lo mismo nos pasa a los sacerdotes. Las parábolas del capítulo 13 de Mateo son expresión de un “realismo esperanzado”. Asumen el diverso fruto y el rechazo o el agostamiento de las semillas. Es importante aprender el mensaje y acoger y respetar los diversos frutos.

14 de julio de 2017


 

274. Yo os aliviaré (Mt. 11, 25-30)

     Todos pasamos por grandes momentos de crisis. Quizás sea una crisis vital en la que se te derrumba todo lo que estás haciendo y con ello se hunde el sentido de la vida. O puede ser la enfermedad que irrumpe en tu vida y que te hace cada vez más pequeño y desvalido. No digamos cuando lo que nos anega es la muerte, esa que vacía nuestro corazón con la desaparición de las personas más queridas. Desde mi experiencia descubro que la experiencia de Jesús no sólo me alivia, sino que me hace levantar la cabeza y mirar hacia adelante. No desaparecen las llagas; serán llagas transfiguradas. ¡Venid a mí! Nos dice Jesús.

7 de Julio de 2017


 

273. No es digno de mí (Mt. 10, 37-42)

      El Evangelio de este domingo es, quizás, uno de los que más nos convulsionan por sus exigencias. Dios es lo Absoluto y debemos poner todo en función de Él. Me parece que, además, debemos explicarnos estos textos desde el amor. Y tenemos experiencias de ello a nuestro nivel. El hijo enamorado abandona el hogar paterno para crear, por amor, el suyo propio. No deja de amar a los padres, pero algo le atrae potentemente. Nosotros sentimos la llamada amorosa de Dios y dedicamos la vida a transmitir ese amor del Padre, abandonando familia y otras muchas cosas. El que da la vida (la “pierde”, según nuestros criterios) se encuentra a sí mismo. Estos mensajes son para reflexionar y examinar las circunstancias de nuestra vida.

30 de junio de 2017


 

272. No tengáis miedo (Mt. 10. 26-37)

      Ser cristiano de verdad tiene mucho de contracultural frente a la sociedad opulenta y frente a los radicalismos de izquierdas y de derechas. Ser cristiano significa vivir de otra manera. No hay necesidad de muchas palabras ni de altavoces. Cuando ya el ser cristiano no se lleva en esta sociedad nuestra las tres veces en las que Jesús nos invita a no tener miedo resuenan con una fuerza muy especial.

     Nota: en el día en el que la prensa nos habla de la agresión a una religiosa –“por ser monja”- y el intento de incendiar la capilla de la Autónoma.

24 de Junio de 2017


 

271. Formamos un solo cuerpo, porque comemos todos del mismo pan. (1Cor. 10. 16-17)

     Un antiguo dicho afirma: la Iglesia hace la Eucaristía y la Eucaristía hace a la Iglesia (cuerpo de Cristo). En mi experiencia encuentro que hay ocasiones en las que digo misa y los fieles oyen misa (la mayoría piadosamente). La de éstos es una relación individual con Dios y con Jesús. Y hay otras veces en las que celebro la Eucaristía. Incluso la celebración es con grupos grandes en torno a algún acontecimiento; y también en grupos pequeños donde participamos poniendo en común nuestra vida y compartiendo lo que la Palabra nos sugiere. Compartiendo el pan y la palabra nos sentimos un solo cuerpo.

16 de Junio de 2017


 

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...

Pedro. | Respuesta 27.12.2017 14:00

Hola Luis. He encontrado tu página guiado por antiguo alumno nuestro. Somos Pedro y Paloma, desde Aranjuez. Te deseamos Feliz Navidad y te mandamos un abrazo

Ver todos los comentarios

Comentarios

21.11 | 23:38

Totalmente de acuerdo Luis Emilio. El martes día 23 voy a ir a Alcalá para hablar con Rafa. A ver si charlamos un rato

...
16.11 | 22:00

Buenísimos y útiles tus comentario

...
24.10 | 08:14

Muchas gracias, Luis Emilio, por seguir alimentándonos espiritualmente con tus reflexiones. Un fuerte abrazo

...
25.08 | 12:37

Me encanta este blog. Es un regalo para el alma…

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO