Pequeño comentario bíblico

  270. Yahvé, el Dios compasivo y clemente, paciente y misericordioso, fiel (Ex. 34, 6-7)

   Los clichés nos resultan muy “prácticos”, porque suelen ser muy simplistas, reduciendo a pocos rasgos una realidad. Así, el Dios del Antiguo Testamento lo presentan, con frecuencia, como omnipotente y violento, vengativo… Y al Dios de Jesús (NT) lo hacen más que bueno, sospechosamente bonachón. Nos olvidamos que el AT es la historia de un pueblo caminando hacia Dios. Un Dios que pasó de ser “su Dios” a ser el único Dios. Un Dios que luchaba contra los otros dioses, por medio de su pueblo, nos puede parecer cruel machacando al enemigo. Sin embargo, impresiona encontrar espolvoreado, por todo el AT, un Dios fascinante. En el Éxodo se define a sí mismo como compasivo, clemente, paciente, misericordioso y fiel. Un Dios cercano a lo débil, a lo que necesita ayuda para levantarlo siempre. Aunque haya que “dejarse” y coger su mano. Un Dios que se hace ejemplo para nuestro programa de vida.

9 de junio de 2017


 

269. Hay diversidad de funciones (1Cor. 12,3,13)

      Si a cualquiera de nosotros nos preguntaran de repente -¿qué funciones tienes tú en la Iglesia?- nos quedaríamos perplejos. Nos rascaríamos meditativamente la cabeza y la mayoría respondería: hombre, voy a misa y echo unos euros en el cesto de la colecta. San Pablo señala en sus cartas múltiple funciones que se daban en la primitiva iglesia. La mayoría de ellas se han ido colgando al cuello de los sacerdotes y el resultado es una iglesia mortecina. Tenemos que recuperar para el laicado muchas de esas funciones o misiones en mano de los clérigos. Y con funciones no me refiero sólo a las que se hacen en las sacristías o en los locales parroquiales, que también. Me refiero, sobre todo, en el desarrollo de la profesión y en la propia vida secular.

2 de junio de 2017


 

268. Para ser testigos (Hechos, 1, 1-11)

     Cuarenta días necesitó Jesús para convencer a sus apóstoles de que estaba vivo. Habían dejado a Jesús hecho un escombro humano, machacado por las autoridades religiosas y civiles. Para ellos su programa del Reino había quedado también muerto. El tiempo hasta Pentecostés es un tiempo “pedagógico”. Tenían que asimilar que Jesús estaba vivo y que su Reino era verdad; y, sobre todo, que eran enviados en misión. Cuando la vida desarbola nuestras esperanzas, tenemos que asumir esas llagas y recuperar nuestra misión y nuestra tarea. Volver a mirar a la tierra para acompañar a Jesús al encuentro del Padre.

26 de mayo de 2017


 

267. No os dejaré desamparados (Jn. 14, 15-21)

     Jesús, en el discurso de la Cena, parece prever el descalabro que pasarán sus discípulos ante su muerte y ante el hundimiento de su gran proyecto del Reino: volveré, el Espíritu os iluminará… Los prepara para los acontecimientos postpascuales. A nuestra medida, nosotros participamos de esa situación. Cada uno llevamos nuestra carga de experiencias de fracaso: fracasos profesionales, de proyecto vital, de proyecto matrimonial… Experiencias, también, de muerte que nos desestabilizan profundamente… La mayoría de las veces no se solucionarán, quizás, los problemas, ni será posible; pero sí hemos experimentado que somos capaces de renacer con una nueva madurez, con nueva fuerza, con nuevo sentido. Es la presencia del Espíritu que nos trabaja por dentro.

20 de mayo de 2017


 

266. Para que donde yo esté estéis también vosotros

(Jn. 14,1-12?

     Una muerte con una vida cumplida y llena nos duele, pero la sentimos como algo natural. Unas muertes jóvenes cuando todas las esperanzas se abren a la vida revuelve todas nuestras preguntas y acabamos poniendo la etiqueta de “absurdo”. El evangelio dl domingo nos ofrece otras etiquetas con las que iluminar estos acontecimientos. Etiquetas que hay que leer con el corazón (recordamos a Pascal). Se nos ofrece un “estar con” >Jesús más allá de la muerte. Se nos muestran unos parámetros para ir con Jesús, camino, verdad y vida. Y se nos da la seguridad de que el Padre se nos hace asequible en Jesús. Seguiremos sin entender este misterio de la fragilidad humana pero se abre un horizonte de plenitud.

12 de mayo de 2017


 

265. ¿Qué tenemos que hacer? (Hch. 2,36-41)

     Pregunta que cada uno de nosotros se hace con frecuencia. Nos hablan, como Pedro, de conversión y casi acabamos peor. /, eso ¿en qué consiste? Yo diría que convertirse puede consistir en cambiar “nuestra sensibilidad”. Dejarnos afectar por coisas nuevas y distintas de las que nos han movido hasta el momento. Un dicho tradicional decía que “lo afectivo es lo afectivo”. Palabras y números no nos cambian. Nos transforman los rostros y la cercanía al corazón de las cosas. Y, esto, si no mensurable sí es apreciable.

5 de mayo de 2017


 

264, Se puso a caminar con ellos (Lc. 24, 13-35)

     Al lado de ellos, acompañándolos en la tristeza del fracaso y la desilusión por un anunciado reino (con minúsculas), hundido en la derrota. No loes corta el camino, impresionante en su autoridad, ni desde el cielo les hace caer el reconocimiento de la ortodoxia. Simplemente escucha, acompaña, explica la palabra y comparte la comida que, al abrirse los ojos, resulta ser eucaristía. Y, como diría San Ignacio, “reflectir (reflexionar) para sacar provecho en mi manera de hacer.

29 de abril de 2017


 

263. Llenas de alegría corrieron a anunciarlo (Mt. 28, 1-10)

     Hace años preparé una charla sobre la alegría. A la hora de consultar diccionarios y enciclopedias teológicas, apenas un diccionario analizaba etimológicamente la palabra alegría, en una escasa media página. Que el Papa Francisco nos hable en sus encíclicas del Gozo (Evangelii gaudium) y de la alegría (Amoris laetitia) es reconfortante y es un reto. Quizás esto es uno de los cambios profundos que trae el Papa. Como cristianos tenemos que llevar dentro la alegría y la esperanza del Señor resucitado y anunciar esa alegría con nuestro modo de hacer y de estar. No podemos pasar por la vida como “cenizos existenciales”. O como “profetas de calamidades” que decía Juan XXIII.

14 de Abril de 2017


 

262. Se hizo siervo (Fil. 2, 6-11)

      En esta obertura de la Semana Santa, que es el Domingo de Ramos, Pablo nos sintetiza la misión y el destino de Jesús: se hizo siervo, se abajó y dio la vida. Por eso, Dios lo exaltó… Hacer “las obras del Padre”, como Jesús, consiste en asumir el servicio como línea maestra de nuestro actuar. Los Cantos del Siervo, que leeremos en estos primeros días de la Semana Santa, nos señalan en qué consiste “ser siervo”

7 de Abril de 2017


 

261. El que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá. (Jn. 11, 1-45)

     Andábamos los dos por los cuarenta años, tanto mi amigo como yo. Y un día me dijo: Luis Emilio, estoy muerto. Era inteligente, brillante y de buen ver. De joven destacaba en casi todo: en lo académico, en lo religioso, en lo relacional…¿Qué es lo que aquel hombre había perdido por el camino? A todos nos va desgastando la vida y hay que estar muy atentos para mantener las lámparas encendidas, aunque a veces nos venza el sueño. Y, sin embargo, aunque a veces nos derriben esas circunstancias de la vidfa, el Señor sigue dispuesto a devolvernos la VIDA (con mayúsculas).

31 de Marzo de 2017


 

260. Y lo expulsaron (Jn. 9, 1-41)

      Pasar de la oscuridad a la luz tiene que ser una experiencia impresionante. Uno pensaría que todo es bueno al salir de esa existencia oscura y mendicante, pero el ciego cayó en la cuenta de que surgían dificultades inesperadas. Y es que con la luz descubrimos los rincones oscuros de la vida, chocamos con las interpretaciones simplistas del fariseo al que sacan de sus esquemas claros para explicar la realidad. Acercarse a la verdad puede complicar también las relaciones familiares y sociales. Por eso, a veces, pensamos que es mejor no meterse en líos y que nos dejen con nuestro orden fariseo sin que nos perturben la “realidad”.

24 de Marzo de 2017


 

259. Dejó su cántaro (Jn. 4, 5-42)

       El agua siempre ha sido vista como símbolo de vida y de plenitud. Y en nuestra vida, buscamos afanosamente multitud de “aguas” que satisfagan nuestra sed de plenitud. Una y otra vez intentamos llenar nuestros cántaros en fuentes que siempre resultan más o menos contaminadas o parciales. Cuando la samaritana encontró a Jesús acabó dejando su cántaro al borde del pozo y se hizo “misionera”; un agua nueva brotaba en su interior como fuente viva. Quizás nuestra vida es ir avanzando hacia ese encuentro total con Jesús, fuente de agua viva, después de haber dejado atrás tantos cántaros inútiles o engañosos.

18 de Marzo de 2017


 

258. No estéis agobiados (Mt. 6, 24-34)

     “Estar agobiado”: vieja enfermedad que nos desestabiliza y que nos hace correr de un lado para otro buscando seguridades. Famoso texto, que puede llevar a la ingenua utopía de convertirse en humildes lirios o en alegres pajarillos, que en realidad nos llama a identificar nuestras prioridades y las idolatrías que nos arrastran a la prisa y al agobio. El dinero, además de un dios en sí mismo, es el símbolo de todas nuestras idolatrías que dejan a Dios de lado.

24 de Febrero de 2017


 

257. Acompáñale dos (Mt. 5 38-48)

       En el proceso religioso (y humano) hacia el horizonte cristiano se podrían señalar tres grandes pasos. En el primero se busca el “no te pases” (ojo por ojo; no vayas más allá). El segundo nos aúpa hacia la respuesta a las peticiones de los demás: respondo a lo que me pides. Y hay un tercer paso que es el del “más” (el magis): respondo con generosidad y sin medida, yendo más allá de lo que se me pide (dale dos, camina dos…). Y todavía más, incluye mi apertura para responder incluso a los que no son “los míos” y, aún, a los enemigos:

      Nota: esto lo refiero a la actitud personal. El tratamiento social, probablemente, debe ir por otro camino.

19 de Febrero de 2017


 

256. Alumbre vuestra luz a los hombres…  (Mt. 5, 13-16)

     Hace bastantes años estaba de moda hablar de los “cristianos anónimos” para referirse a los “ateos buenos”. Quizás, hoy, los que muchas veces somos “cristianos anónimos” somos nosotros. Somos cristianos de pequeños cenáculos, en los que compartimos esa luz que ilumina y que, al mismo tiempo, es calor en los desiertos del mundo. Y, fuera de esos cenáculos, escondemos la luz, el don recibido de nuestra fe y nuestra esperanza. Vivimos vergonzantemente nuestra fe cuando la vivencia profunda del Señor tendría que transparentarse en nuestro rostro y en nuestra vida, en el asumir opciones nuevas; no necesariamente en nuestras palabras. 

3 de Febrero de 2017


 

255. Bienaventurados… (Mt. 5, 1-11)

     ¡Qué le vamos a hacer! Eso de “bienaventurado” nos suena a música celestial y a coros de querubines alrededor; y eso nos queda un poco a trasmano. Vamos a sustituir esa palabra por otra más de andar por casa y que es la aspiración de todo el mundo: felices. Y ser feliz supone una elección de valores y trabajos. En las cuatro primeras bienaventuranzas es una elección nuestra por “los que no tienen” (pobres, hambrientos, sufridos, llorosos) para que “sean” reconocidos, acogidos y acompañados. Y en las cuatro últimas se pone el acento de la felicidad en los que eligen “ser” (misericordiosos, limpios, pacificadores, trabajadores por la justicia) en vez del “tener”.

27 de Enero de 2017


 

254. Yo soy de… (1 Cor. 1, 10-13)

        El sentido de pertenencia es fundamental en nuestra vida. Lo importante es elegir bien nuestros nichos de pertenencia. Y, sobre todo, que exista una pertenencia fundante que oriente y dé sentido a todo. El problema es cuando la pertenencia toma el carácter de posesión: la pertenencia fundante se hace dependiente, “soy de Pablo, de Apolo, de pedro…”, y entran las banderías en el cuerpo de Cristo.

19 de Enero de 2017


 

253. Aquí estoy (Salmo 39)

     La autosuficiencia y la autonomía siguen siendo la gran tentación del ser humano, desde el intento de dominar el bien y el mal o el desafío al cielo en Babel. Ese deseo de autonomía nos lleva a cargarnos de “méritos” ante Dios huyendo del humilde y disponible “Aquí estoy”. Descalzos como Moisés. En pie al fondo del templo como el publicano, preparados para hacer sencillamente su voluntad. Tendríamos que hacer del “Aquí estoy para hacer tu voluntad” un Mantra (jaculatoria) recurrente en nuestra oración.

13 de Enero de 2017


 

252. No voceará por las calles (Is. 42, 1-7)

      Quizás todavía añoramos las plazas a rebosar de cristianos más o menos vociferantes y no acabamos de plantearnos en serio la trasmisión de los valores del Reino (el derecho y la justicia en sus sentidos bíblicos) desde el respeto y la esperanza (sin quebrar la caña cascada ni apagar el pabilo vacilante), desde la profundidad interior del encuentro con el Padre (te he tomado de la mano) que nos haga capaces de iluminar y liberar, de ser alianza. Este es el modelo que la liturgia nos ofrece para interpretar la misión de la que Jesús toma conciencia en su Bautismo.

7 de Enero de 2017


 

251. Todos se admiraban (Lc. 2, 16-21)

     ¡Qué pena ver cómo vamos perdiendo la capacidad de asombro! Saturados de buenas y malas noticias, cargados de experiencias, acabamos por hacernos escépticos y un tanto cínicos: ya lo hemos visto todo o casi todo. Aparte de ser el origen de la filosofía, como decían los antiguos, el asombro nos empuja a la contemplación y al silencio en el que, como María, meditamos las cosas en nuestro corazón. Y de ese corazón asombrado surgirá la creatividad y la donación de nuestro ser.

30 de Diciembre de 2016


 

250. Un niño nos ha nacido (Is. 9, 2-7)

       Una niña ha nacido en la fragata Navarra, rescatada su madre de las aguas del Mediterráneo. Triunfa la vida en medio del dolor y los peligros de la inmigración en busca de un mundo mejor. Un mundo que se cierra a la llegada de los que pueden poner en peligro (así pensamos) nuestro bienestar y nuestra seguridad. De nuevo una metáfora real de la venida del Niño a este mundo cerrado y egoísta. Acger al Niño tiene que significar abrir los brazos al dolor del mundo

24 de Diciembre de 2016


 

249. José, que era bueno… (Mt. 1, 18-24)

     Sin faltar a la modestia podemos decir que José era como uno de nosotros. Era bueno y cumplidor; como a nosotros le gustaría el orden y la seguridad de las cosas bien hechas que le garantizaban un status en su pequeño pueblo. Y, de pronto, se le desbarató todo. Cuando Dios entra en nuestra vida rompe nuestros esquemas y nuestras seguridades. Y empezamos a descubrir que la Navidad nos pasa del consumismo al despojo.

16 de Diciembre de 2016


 

248. ¿Eres tú… o esperamos a otro? (Mt.11,2-11)

     Juan esperaba un Mesías de hacha y bieldo que purificara “la casa”. Las autoridades y el pueblo anhelaban un Mesías de poder y dignidad, Y Jesús los desconcertó a todos. A Juan porque apostó por la misericordia y no por el hacha; y al pueblo porque vivió la humildad y cercanía a los marginados y descartados. También Francisco ha descolocado a muchos (y no lo aceptan) apostando por la misericordia y no por la condena; viviendo en sencillez y eludiendo esa “dignidad un tanto principesca” que muchos desearían en el representante del Señor. No desean un Papa “de trapillo”.

9 de Diciembre de 2016


 

247. Preparad el camino al Señor (Mt. 3, 1-12)

       No podemos pedir que nos toque la lotería y no comprar algún décimo. Deseamos que Dios se nos haga presente pero no dejamos ningún resquicio para su venida. Vivimos en la epidermis de las cosas y de nosotros mismos. Sin algún momento de silencio, de soledad, de lectura tranquila… Jesús no viene si no allanamos un poco los caminos.

2 de Diciembre de 2016


 

246. Es hora de espabilarse (Rom. 13, 11-14)

           Casi sin darnos cuenta tendemos a encapsularnos en una burbuja con mi familia, mi trabajo, mis preocupaciones…El adviento es un aldabonazo a “darse cuenta” de lo que nos rodea, a estar en vela, a vivir de forma digna…. Mirando al pasado y al futuro, el adviento nos lanza a la vida para transformarla.

26 de Noviembre de 2016


 

245. Sálvate a ti mismo (Lc. 23, 35-43)

     Escapar de cualquier sufrimiento o dificultad se ha hecho obsesivo. Y, en principio, está bien: no hay que andar buscando cruces y crucecitas a las que encaramarse poniendo cara beatífica; pero, cuando la cruz y el sufrimiento surgen por la honradez y la fidelidad a una vocación o por el servicio a los demás, entonces hay que asumir las consecuencias negativas.

18 de Noviembre de 2016


 

244. Tendréis ocasión de dar testimonio (Lc. 21, 5-19)

     Eso de los tiempos convulsos provoca, al mismo tiempo, temor y fascinación. Y para momento convulso, el nuestro (no hay más que abrir el periódico). A veces pensamos aquello de “todo tiempo pasado fue mejor”; cosa que no suele ser cierta. Resulta que nos dice Jesús que en esos momentos complicados es cuando debemos dar testimonio cristiano. Testimonio de palabra, pero sobre todo con el ejemplo de la propia vida.

11 de Noviembre de 2016


 

243. Se acercaron unos saduceos… (Lc. 20, 27-38)

     Una auténtica trampa saducea la que le plantean a Jesús: buscan la negación de la resurrección por la “reducción a lo absurdo” que dirían los filósofos clásicos. Una pregunta que quemaba entonces y que hoy también es central: ¿hay otra vida, hay resurrección? Casi, casi se puede decir que es la pregunta más importante para el hombre pues está conectada con el sentido de la vida. Si esta vida mortal no es “lo último”, tiene valor la búsqueda de la plenitud humana, aquí en la tierra. Tiene sentido el amor con su ansa de eternidad.

4 de Noviembre de 2016


 

242. Se subió a la higuera (Lc. 19, 1-10)

     ¿Qué hubiera ocurrido si Zaqueo no se hubiese subido a la higuera? No tenemos ni idea. Es fácil que si se hubiese quedado entre la multitud, estirándose de puntillas, para intentar percibir algo de ese hombre extraordinario, seguiría siendo el Zaqueo tramposo y trapacero. Y es que para hacer algo serio en la vida hay que escapar de la masa informe y conformista, haciendo alguna “locura” a los ojos de los bienpensantes.

28 de Octubre de 2016


 

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

02.06 | 17:16

LE: Soy María Rosa la mujer de José Luis García de Rosario Argentina. Tú nos casaste en Gijón el 2/8/72Te envié un mensaje por Facebook Fíjate por favor Besos!

...
21.11 | 23:38

Totalmente de acuerdo Luis Emilio. El martes día 23 voy a ir a Alcalá para hablar con Rafa. A ver si charlamos un rato

...
16.11 | 22:00

Buenísimos y útiles tus comentario

...
24.10 | 08:14

Muchas gracias, Luis Emilio, por seguir alimentándonos espiritualmente con tus reflexiones. Un fuerte abrazo

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO